Alimentos ricos en sales minerales | GEO Nutrición

Las sales minerales son fundamentales para un correcto  funcionamiento del organismo. Si de por si para una persona normal son importante para un deportista aun más, por eso en determinadas circunstancias, como suele ser durante la práctica deportiva, tienden a suplementarse con sales minerales. Pero no todo es la suplementación deportiva, vamos a indicaros cuáles son los principales minerales y dónde podéis encontrarlos

 

Principales alimentos que contienen importantes sales minerales

 

Calcio

Es el mineral más abundante en el cuerpo, encontrándose principalmente en los huesos y en los dientes. Además de formar y mantener el esqueleto también participa en procesos como la contracción muscular, la liberación de hormonas y neurotransmisores, en la coagulación de la sangre y favorece la formación de células inmunológicas.

Se encuentra principalmente en la leche, los quesos y yogures, sin embargo, también puede encontrarse en alimentos como la espinaca, las almendras, el tofu, los frijoles, las avellanas, castaña de Brasil, sardinas, remolacha, maní o cacahuates, ciruelas pasa y brócolis

 

Hierro

La  principal función del hierro en el organismo es participar en el trasporte de oxígeno a través de la sangre para los órganos y tejidos. Además de esto, también participa en la cadena que inhibe la formación de radicales libres, moléculas que participan en el proceso de envejecimiento.

El hierro está presente en las carnes, hígado, yema de huevo, mariscos, ostras, semillas de calabaza, tofu, uvas pasas, nueces, pistachos, frijoles y remolacha.

 

Magnesio

Participa en procesos como en la contracción y relajación muscular, producción de vitamina D, producción de hormonas, funciones celulares como trasportar los iones de potasio y calcio y en el mantenimiento de la presión arterial.

Este mineral está presente en alimentos como semillas, maní o cacahuete, almendras, avellanas, tofu, nuez de Brasil, nueces, pistachos, acelga, alcachofa, espinacas, aguacate, leche y derivados, granos integrales.

 

Fósforo

Se encuentra principalmente en los huesos y en los dientes en conjunto con el calcio, pero también participa en funciones como proporcionar energía al organismo a través del ATP, realizar parte de la membrana celular y del ADN. Además de esto, también actúa en la regulación del pH sanguíneo.

Puede encontrarse en alimentos como semillas de girasol, tofu, atún enlatado, carnes, leches y derivados, sardinas, frijoles negros, queso provolone, huevos, brócolis, guisantes, alcachofa y harina de maíz.

 

Potasio

Desempeña diversas funciones en el organismo, participando en la transmisión de impulsos nerviosos, en la contracción muscular y en el control de la presión arterial. Asimismo, el potasio actúa en la producción de energía, proteínas y glucógeno.

Está presente en alimentos como el yogur, pistachos, ciruelas pasa, mariscos, almendras, acelga, banana, jugo de tomate, semillas de calabaza, pasta de tomate, sardinas, manó o cacahuate, alcachofa, papaya y lentejas.

 

Sodio

Ayuda a controlar la presión sanguínea, regular los niveles de líquido en el cuerpo y el pH sanguíneo, participa en el transporte de sustancias activas a través de la membrana de las células, en la transmisión de los impulsos nerviosos y en la contracción muscular.

La mayoría de los alimentos contienen naturalmente sodio en su composición, siendo sus principales fuentes la sal, las carnes, el pescado, los quesos, las algas y los huevos.

 

Cloro

Es un mineral importante que se combina con el sodio o el potasio para mantener la presión osmótica de las células y el pH sanguíneo. Además de esto, el cloro cumple una función importante en la digestión, debido a que es necesario para la formación de ácido clorhídrico que es secretado en los jugos gástricos, esencial para mantener la acidez del estómago y para activar las enzimas durante el proceso de digestión.

Su deficiencia no ocurre bajo circunstancias normales, y su pérdida está acompañada de las de sodio en situaciones de diarrea, vómitos y/o exceso de sudoración.

 

Yodo

Es un micronutriente cuya función es participar en la producción de las hormonas de la tiroide, las cuales participan en el crecimiento y desarrollo tanto del feto como infantil, así como en el control de los procesos metabólicos del organismo. Algunos de estos procesos son la producción de energía en el organismo, la utilización de la grasa almacenada en el organismo y en el uso de la glucosa para producir energía.

Está presente en alimentos como sal yodada, caballa, atún, huevo, mejillones, bacalao, leche, camarones, trucha, cerveza, queso, atún, riñón, lenguado y salmón.

 

Zinc

Estimula el crecimiento y el desarrollo de los niños, fortalece el sistema inmunológico, actúa en la actividad neuronal y en la memoria, mantiene el buen funcionamiento de la tiroides, previene la diabetes por mejorar la acción de la insulina y posee acción antioxidante. Además de esto, actúa en el proceso de formación de las proteínas y enzimas del organismo.

Puede encontrarse principalmente en alimentos de origen animal como ostras, camarones, carnes, pescados y vísceras. Asimismo, los frutos secos como el maní, nueces, almendras, nuez de Brasil y marañón, son una excelente fuente de este mineral.

 

Desde GEO Nutrición esperamos que este post acerca de los alimentos ricos en sales minerales haya sido de vuestro agrado y os ayude con vuestra alimentación.

 

Fecha: martes 23, febrero 2021
Categoria: Suplementación deportiva

Abrir chat