Las necesidades proteicas de los deportistas están aumentadas respecto a la población más sedentaria debido al desgaste muscular provocado en los entrenamientos. Los que practican deportes de intensidad y/o de gran implicación muscular son los que más proteína necesitan. Sin embargo, estos requerimientos se pueden conseguir a través de una alimentación normal y bien planificada. No hace falta alimentarse exclusivamente a base de claras de huevo, atún y pollo. Un aporte por encima de los 3g/kg peso corporal/día no es asimilada por el organismo y se excreta, provocando un trabajo extra al hígado y a los riñones. Pensemos que, en general, tendemos a consumir mayor cantidad de proteína (sobre todo de origen animal) de la que necesitamos; por lo tanto, que los deportistas logren alcanzar sus valores necesarios no es tan difícil.

Destacar también que los deportistas vegetarianos o veganos también pueden alcanzar estos valores de ingesta de proteína recomendada con una dieta bien calculada y planificada.

Fecha: viernes 20, julio 2018
Categoria: Formación

Abrir chat