Entrenamiento nutricional y flexibilidad alimentaria | GEO

El entrenamiento nutricional es una estrategia nutricional que se realiza en los entrenamientos y consiste en acostumbrar al estómago e intestino a soportar grandes cantidades de alimento y líquido, concretamente de carbohidratos, ya que la alta ingesta de este nutriente en pruebas de muy larga duración es una garantía para le rendimiento deportivo.

 

Existen diversas maneras de realizar este entrenamiento nutricional, pero partiríamos del supuesto más extremo en el cual el deportista novel no ha ingerido nunca nada en entrenamientos:

  1. Partiríamos de una ingesta adecuada de agua para un entrenamiento, y una vez se ha controlado la cantidad de agua, parte de ella se sustituiría de manera progresiva y a lo largo de diferentes entrenamientos por bebida isotónica y posteriormente por bebida de carbohidratos. Objetivo 250 ml de isotónica por hora + agua. Hay bebidas como el Aubisque de GEO Nutrición Profesional que ya tienen hidratos de carbono y sales
  2. Una vez dominada la ingesta de líquidos es el momento de probar los geles, acompañados siempre de agua en los entrenamientos el deportista debería ingerir uno por hora para completar el aporte de carbohidratos en tasas de aproximadamente 30g por hora. Objetivo: 350 ml de isotónica por hora + un gel por hora + agua
  3. Cuando ya se controla la cantidad de fluidos y de geles, el siguiente paso sería añadir alimentos semisólidos como las barritas blandas, los jellys o gominolas, aumentando la cantidad de estos últimos hasta conseguir alcanzar una ingesta de entorno a los 40-60g de hidratos de carbono por hora, acompañado siempre de un volumen importante de líquidos. Objetivo 500ml de isotónica por hora + un gel hora + ½-1 barrita y/o jellys por hora.
  4. Es el momento de introducir alimentos sólidos y de aumentar la ingesta de carbohidratos mediante alimentos convencionales. 60 – 90g de hidratos de carbo o mas por hora (combinado diferentes tipos de carbohidratos de abosrción lenta y rápida). Objetivo 750 ml de isotónica por hora + un gel hora + ½-1 barrita y/o jellys por hora + plátano o fruta seca o sándwiches saldos y/o galletas.

 

Estas fases en el entrenamiento nutricional pueden llegar a extenderse durante un par de meses, tiempo en el cual el deportista además debe de registrar las cantidades de alimentos, el tipo, el momento de administración, la forma de ingesta, la lógistica y la manera en que lo va a gestionar todo en vistas a la competición etc … para ir diseñando la estrategia de aumentación para una prueba de larga duración.

Entrenamiento nutricional y flexibilidad alimentaria

¿QUÉ ES LA FEXIBILIDAD ALIMENTARIA?

Pues puede llegar a ser el “salvavidas” de muchos deportistas, es la capacidad de ingerir un amplio abanico de alimentos en diferentes condiciones de carrera, es decir, desde agua a bebidas carbonatadas, pasando por geles, alimentos sólidos de todo tipo, dulces y salados, alimentos naturales, preparados comerciales, comida desecada/liofilizada … en ocasiones el entorno en el que se desenvuelven las pruebas deportivas no es el más propicio, y algo tan sencillo como avituallamientos escasos o no programados/previstos pueden echar al traste una estrategia de alimentación muy cerrada. Por ello si el deportista es capaz de tomar y soportar una amplia gama de productos alimenticios tendrá mas posibilidad de realizar la ingesta correspondiente y mantener el aporte exógeno de carbohidratos necesarios para el rendimiento deportivo.

 

Autor: Dr. Daniel Gimenez (Nutrisfera)

 

Fecha: miércoles 23, octubre 2019
Categoria: Nutrisfera

Abrir chat