Las últimas investigaciones han concluido que el consumo de suplementación deportiva a base de  carbohidratos y aminoácidos durante la sesión de entrenamiento puede reducir el daño muscular y mejorar el rendimiento en una subsiguiente sesión. Esto significa que la nutrición para la recuperación puede en realidad comenzar antes de que comience el periodo de recuperación en si mismo.

En un estudio realizado en la Universidad James Madison, 15 ciclistas varones completaron una prueba hasta el agotamiento en bicicleta fija mientras bebían o una bebida deportiva convencional a base de carbohidratos o una bebida deportiva que contenía carbohidratos y proteínas en una índice 4:1. El siguiente día, los ciclistas completaron una segunda prueba hasta el agotamiento a una mayor intensidad, esta vez sin beber nada. Antes de que comenzaran la segunda prueba, se recolectaron muestras de sangre y se midieron las concentraciones de creatina fosfocinasa (CPK), un biomarcador del daño muscular.

En promedio los sujetos fueron capaces de ejercitares un 29% más en la primer prueba y un 40% más en la segunda prueba cuando recibieron la bebida a base de carbohidratos y aminoácidos en comparación con la bebida que contenía solamente carbohidratos. Además, se hallo que la bebida a base de carbohidratos y aminoácidos redujo los niveles de CPK en un sorprendente 83%, indicando un daño muscular significativamente menor.

NOTA: La creatinfosfoquinasa (CPK) es una enzima citoplasmática que cataliza la transferencia de un fosfato de alta energía desde el fosfato de creatina, principal depósito de almacenamiento energético en el músculo en reposo, a la adenosina difosfato. Para ver el daño muscular generado por el deporte se mide su concentración en sangre.

 

Fecha: miércoles 27, junio 2018
Categoria: Formación

Abrir chat